Mi identidad digital

Todos hemos pensado alguna vez, con mayor o menos preocupación, cómo nos ven los demás. Reflexionamos sobre cómo somos, actuamos, qué nos motiva, con quién interactuamos… todas estas percepciones nos ayudan a formar nuestra identidad. En la red, al escribir mi nombre en un metabuscador como Google lo primero que debo hacer es consultar dos referencias, con la que me muevo en la red “jmanuelgarrido” y mi nombre completo “José Manuel Garrido Argandoña”. De esta forma recupero una primera impresión de lo que sería o es mi identidad digital.

Así, buscando como “jmanuelgarrido” entre los primeros resultados aparecen mis perfiles en las redes o plataformas en las que soy más activo como Twitter, Scoop.it o Issuu, también Slideshare o Youtube, o Symbaloo. Aparece mi perfil en Linkend o mi participación en blogs u organismos como maestro o formador en fomento de la lectura y bibliotecas escolares.

Por otro lado, al poner mi nombre completo aparecen referencias a algún artículo, una web personal ya desaparecida sobre recursos de educación especial o participaciones en congresos y otros.

Todo ello podría configurar mi vida profesional –con algún otro detalle- y no está mal. La mayoría de lo publicado asociado a mi trabajo como tutor de primaria, mi fomento de las bibliotecas escolares y el desarrollo de proyectos de aprendizaje. Es lo que hago y en mi filosofía siempre ha estado el compartir, difundir y facilitar a otros el camino andado.

Luego tendríamos una faceta más personal e íntima que se recoge en plataformas como Instagram, Facebook… aunque lo cierto es que cada vez más, fruto de red que se crea y se amplía continuamente, es muy difícil mantener nuestra faceta profesional desligada de la familiar o íntima.

Con todo ello se va configurando mi identidad digital que es una prolongación de mi propia identidad; caracterizada por las ilusiones, motivaciones, características e intereses, pero también las reflexiones, pasiones y errores, esos que se quedan en la red para recordarnos nuestra “humanidad” ;-)

Porque la identidad digital es también “humanizante” gracias a las redes que creamos con otras personas, con similares intereses, con ideas complementarias o dispares, con gente que forma también nuestro entorno de aprendizaje, ubicuo pero real, y siempre enriquecedor.

De ahí que sea importante cuidar nuestra competencia digital, esa habilidad para estar en esta sociedad condicionada por las herramientas digitales, por múltiples plataformas, aparatos y soportes. Ésta sigue evolucionando y por ello estamos aquí, aprendiendo, permanentemente como debe ser.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s